Entrevista con Marcos Vázquez (Fitnessrevolucionario)

Entrevista con Marcos Vázquez (Fitnessrevolucionario)

Hoy tenemos en el blog a Marcos Vázquez de Fitnessrevolucionario, sin duda un referente dentro del mundo del fitness, con una gran capacidad para comunicar y aportar contenido práctico para mejorar tu salud desde una perspectiva evolutiva.

Te dejo con la entrevista :)...

Buenas Marcos ! ¿Puedes hablarnos más de ti para quien todavía no te conozca y resumirnos un poco tu trayectoria en el mundo del fitness?

Siempre me interesó el mundo de la salud y el funcionamiento del cuerpo humano, pero cuando llegó el momento de elegir carrera opté por ingeniería informática, porque ya a mediados de los noventa tenía claro que la tecnología sería cada vez más importante en nuestras vidas.

Durante muchos años trabajé en consultoría, pero seguía muy metido en el mundo de la salud, aunque con una visión bastante “convencional”.

Ya pasados los treinta, me di cuenta de que las recomendaciones tradicionales no me funcionaban. A la vez, me intrigaba cómo las esculturas clásicas mostraban cuerpos perfectos, sin disponer entonces de máquinas de entrenamiento ni conocimiento de nutrientes o calorías.

cuerpo escultura clásica griega

A raíz de estos cuestionamientos empecé a investigar sobre métodos de entrenamiento clásicos y nutrición evolutiva, entendiendo poco a poco que la mayoría de problemas modernos que nos afligen no se deben a una mala genética o a la mala suerte, sino a violar códigos básicos de nuestra biología.

Al corregir gradualmente estas “incoherencias evolutivas” mi salud y físico mejoraron como nunca. Empecé por el entrenamiento adecuado (principalmente calistenia y kettlebells al principio), ajusté después la alimentación, mejoré mis ritmos circadianos, etc...

Aunque trabajaba muchas horas, formé en los ratos libres una pequeña comunidad de gente alrededor de estos principios, y en casi todos los casos se replicaban mis resultados.

A partir de estas experiencias creé Fitness Revolucionario y empecé a compartir mis ideas en Internet. Para mi sorpresa, el número de visitas crecía cada día. Recibía con frecuencia mensajes de personas que habían logrado perder peso o mejorar problemas de salud aplicando estos principios, a pesar de haber fracasado múltiples veces con las dietas y entrenamientos convencionales.

En 2013 decidí dejar mi actividad principal (en ese momento era socio de una empresa de consultoría internacional), para dedicarme por completo a seguir aprendiendo y ayudando a las personas a mejorar su salud y su cuerpo.

- Tengo entendido que en tu infancia tuviste ciertos problemas de salud (asma y alergia). ¿Alguna recomendación para personas que estén pasando por esta misma situación?

Sí, sufrí asma y alergia severa a los ácaros, con crisis frecuentes y mucho tiempo ingresado en hospitales. Quizá estos problemas de pequeño me hicieron valorar mucho más la salud, ya que entendí muy pronto lo que significaba no tenerla.

Aunque cada historia es diferente, creo que es muy importante involucrarse activamente en el proceso de curación. La medicina moderna es muy poderosa a la hora de combatir infecciones o arreglar traumatismos, pero la mayor parte del gasto sanitario actual se dedica a trastornos causados por nuestro estilo de vida.

Existe la idea de que si algo no se recomienda en el sistema de salud es porque no es efectivo, y la realidad es que hay una gran cantidad de cambios que podemos hacer en nuestros hábitos que mejorarían la mayoría de las enfermedades crónicas modernas. Por desgracia casi toda la inversión en salud se centra en biomedicina, pero si queremos realmente combatir las enfermedades crónicas deberíamos dedicar más recursos a mejorar el entorno y los hábitos, facilitando el acceso a comida de calidad, espacios verdes, centros deportivos, etc...

Me llegan con frecuencia personas que habían vivido durante años con distintos trastornos y que solo pudieron curarse cuando decidieron de verdad mejorar su estilo de vida. Somos afortunados de contar con fármacos y modernos tratamientos, pero su efecto es limitado si no nos hacemos primero responsables de nuestro comportamiento y entendemos la importancia de nuestro entorno.

- A nivel personal, ¿Qué es lo que más te ha aportado Fitnessrevolucionario?, ¿Alguna anécdota curiosa?

Destacaría sin duda dos aspectos.

Lo primero es poder dedicarme cada día a lo que más me gusta. En un mundo donde la mayoría pasa gran parte de su tiempo en un cubículo trabajando simplemente por dinero, es una gran suerte ganarse la vida haciendo algo que disfrutas, sin horarios, sin oficina y sin jefes.

Y lo segundo es recibir casi a diario mensajes de personas cuyas vidas han mejorado gracias a tu trabajo. Es la mejor recompensa.

Como anécdota tengo precisamente una relacionada con esto, que me hizo especial gracia.Hace unos años me encontré por la calle con un amigo a quien no había visto hacía tiempo, y que siempre había tenido bastante sobrepeso. Al verlo mucho más delgado se lo comenté, y me respondió que todo era gracias a un blog que seguía hace unos meses y que le había cambiado la vida. Me recomendó echarle un vistazo, se llamaba Fitness Revolucionario. Cuando le dije que yo era el creador pensó que estaba bromeando, y tardé un buen rato en demostrarle que yo era ese Marcos.

- En este artículo hablas sobre tu vuelta al mundo y lo que has aprendido, ¿Qué conocimientos has adquirido viajando que apliques actualmente en tu forma de alimentarte, entrenar, pensar, etc…?

Viajar es una de las mejores inversiones. Más allá de las experiencias que vives, conocer otras culturas te ayuda a entender que muchas de las cosas que dabas por supuestas son simples convenios sociales que a veces no tienen lógica. Y al revés, empiezas a valorar cosas de tu país o cultura que antes te pasaban desapercibidas.

Aprendes por tanto a separar lo que es común a toda la humanidad de lo que es dependiente de la cultura y la tradición. Empiezas a hacer distinciones más finas entre las culturas, que antes no considerabas.

He adoptado muchas costumbres de distintos sitios. Por ejemplo en gran parte de Asia (y también países nórdicos) dejas los zapatos de la calle en la entrada, y por tanto caminas mucho más tiempo descalzo. Es inaceptable socialmente entrar a un templo o a la casa de alguien con los zapatos de la calle. Yo ahora estoy siempre descalzo en casa.

Viajar te enseña también mucho sobre comida y cocina. Mi mujer es muy buena chef, y en nuestros viajes siempre íbamos a mercados locales y comíamos en los puestos tradicionales de la calle. Hemos adoptado al menos dos o tres recetas típicas de la mayoría de los países que hemos visitado, y hacemos de vez en cuando cenas temáticas inspiradas en la cocina de cada zona.

- ¿Cómo suele ser tu alimentación en un día normal?, ¿Sigues una dieta paleo estricta o te permites cierta “libertad”?

En general hago tres grandes comidas al día, pero suelo incorporar uno o dos ayunos intermitentes a la semana (algo como 16/8), donde me salto el desayuno comúnmente, quedando en dos comidas. Además, un par de veces al mes suelo hacer un ayuno de 24 horas.

Mi alimentación sigue un enfoque evolutivo, donde priorizo alimentos “paleo” (verduras, pescados, carnes, huevos, fruta, tubérculos, frutos secos…) pero consumo también legumbres y lácteos en moderación, y algo de cereal, como avena y arroz. De vez en cuando como algo de pan de calidad, o lo que yo llamo dosis horméticas de gluten.

Siempre hablo de la importancia de nuestra línea evolutiva, por eso me interesa mucho el campo de la nutrigenómica. Los alimentos que te sientan bien no solo tienen que ver con lo que estaba disponible hace 10.000 años, sino también a lo que se adaptaron poco a poco tus ancestros durante los miles de años siguientes.

- ¿Alguna vez has contado calorías para perder grasa, ganar masa muscular o simplemente por curiosidad?

Diría que no cuento calorías durante el 80% del año, pero me gusta hacer alguna fase de volumen o definición en momentos puntuales, y en esos casos puedo afinar más si controlo calorías y macros.

- Siguiendo un poco por la misma línea y en relación a la pregunta anterior, ¿Cuál es tu opinión actual sobre la dieta flexible?, ¿Crees que se utiliza de forma errónea?

Como aspecto positivo, creo que puede ayudar a aquellas personas que ven las dietas como sufrimiento y resignación constante. Paradójicamente, una dieta que permita algunos alimentos “prohibidos” puede mejorar la adherencia, y acabar siendo más exitosa que una dieta “perfecta” que la gente abandona al tercer día por no obtener nada de placer.

El problema es que se presta a malas interpretaciones. Algunos la venden como una forma de comer lo que te apetezca (incluyendo ultraprocesados) en las cantidades que quieras, siempre que al final del día cuadres tus calorías y macros. Y esto es peligroso.

Para mí la clave es enseñar a la gente que una buena dieta no es comer únicamente pollo con brócoli, sino que puedas disfrutar la comida real, y preparar platos estupendos en poco tiempo. Y después, si un día te tienta pan con nutella o lo que sea, adelante, cómelo sin sentirte culpable. Si estos “caprichos” representan un porcentaje pequeño de tu alimentación no echarán por la borda tu progreso.

 Prefiero plantearlo de esta manera que lanzar el mensaje de que la calidad de los alimentos es secundaria, que es lo que muchos entienden al hablar de dieta flexible.

- En mi opinión hay dos bandos medianamente definidos, por un lado está la gente que defiende por encima de todo el balance calórico, y piensa que la procedencia de las calorías tiene poca relevancia, y por otra parte está la gente que piensa que las calorías no tienen ninguna importancia, y que debemos centrarnos única y exclusivamente en alimentos. ¿Cuál es tu opinión al respecto?, ¿En el punto medio está la virtud?

Esa dicotomía es absurda. Evidentemente las calorías importan, pero sabemos que los enfoques basados principalmente en controlar calorías y forzar un déficit energético suelen fracasar a medio plazo. El objetivo es lograr ese déficit energético como resultado natural de priorizar comida real, aumentar quizá la ingesta de proteína, incorporar (según el caso) algún ayuno intermitente, etc... En mi experiencia, estas estrategias (y otras muchas que podríamos nombrar) producen como efecto derivado una reducción calórica y por tanto una pérdida de grasa, además de mejorar la relación de la persona con la comida.

En resumen, por supuesto que las calorías importan, pero al centrar las intervenciones nutricionales alrededor de las calorías y no de la comida (y hábitos asociados) es mucho más difícil lograr resultados a largo plazo.

Sin embargo, si hablamos ya de preparaciones específicas para lograr un físico muy concreto, el control de las calorías y macros juega obviamente un papel clave, pero la inmensa mayoría de la población podría alcanzar un peso saludable sin registrar en su vida una sola caloría.

- En relación al entrenamiento, sé que no te llevas muy bien con las aburridas máquinas de gimnasio pero, ¿Cómo sueles entrenar y cómo planificas el entrenamiento?, ¿Tienes algún objetivo concreto?

Mi objetivo a largo plazo es llegar a los 50 con las mismas marcas de fuerza y capacidades globales (potencia, velocidad, resistencia, etc...) que tenía al cruzar la barrera de los 40, o al menos perder muy poco.

Mis entrenamientos se basan principalmente en calistenia, kettlebells y en menor medida anillas.

Hago también uno o dos ciclos al año de fuerza (grandes movimientos con barra) de dos a tres meses aproximadamente.

 El resto del tiempo voy generalmente alternando ciclos, de manera muy similar al enfoque de mis programas.

- Hoy en día nos encontramos ante un exceso de información, la gente se paraliza, piensa demasiado y no actúa. ¿Podrías dar algunas recomendaciones generales prácticas dirigidas a la gente que acaba de iniciarse en el mundo del fitness y busca mejorar su físico y su salud?

Para los que están empezando, mi recomendación es aplicar el principio de Pareto, y centrarse en los pocos factores que tienen mayor impacto.

A nivel de alimentación, priorizar comida de verdad y eliminar (o limitar mucho) los ultraprocesados. He visto cambios importantes simplemente reemplazando el típico desayuno de cereales azucarados o bollería por un desayuno más proteico basado en alimentos, por ejemplo huevos o incluso los restos de la cena. Un pequeño cambio como este puede marcar la diferencia.

Respecto al entrenamiento, recomiendo priorizar movimientos compuestos, que involucren más masa muscular, con alguna estrategia de sobrecarga progresiva y planificación a medio plazo. Complementar con alguna sesión de HIIT y si tienes tiempo algo de cardio.

Recomiendo también hacer algunos cambios más allá de la alimentación y el entrenamiento, como intentar dormir un poco más. Media hora más de descanso al día puede cambiarte la vida, y me preocupa de verdad lo generalizado que está el jetlag social.

Y sobre suplementación, se puede ignorar directamente al principio o centrarse en las dos o tres cosas que merecen la pena, enlazando con la siguiente pregunta.

- Bajo mi humilde opinión pocos suplementos son realmente útiles, creatina, proteína y cafeína son los que se salvan. ¿Algún otro suplemento que consideres interesante?, ¿En qué contexto o situación?

Lo que no recomiendo en general es suplementar por suplementar. Los que mencionas tienen eficacia probada a nivel ergogénico, y son útiles para la población general. En deportistas más avanzados podría tener sentido beta alanina o nitratos, y podríamos añadir quizá algún agente alcalinizante (como el barato bicarbonato de sodio).

Más allá de eso, si hablamos por ejemplo de salud, recomendaría suplementos solo para mitigar síntomas concretos, y no a modo de “seguro nutricional” como hacen muchos.

- Fitnessrevolucionario es sin duda el blog referencia en el fitness en habla hispana, ¿Hacia dónde va encaminado ahora mismo?

Gracias, aunque no me atrevería a llamarlo “el blog de referencia” porque hay mucha gente divulgando con gran calidad (entre los que te incluyo sin duda), pero intento estar constantemente aprendiendo, experimentando y sintetizando el resultado de toda esta experiencia en recomendaciones prácticas y concretas, y este seguirá siendo el motor del blog en los próximos años.

Aunque el blog cuenta ya con muchos lectores, me propuse el año pasado llegar a un público más amplio, y firmé un contrato con una editorial para publicar mi primer libro físico, que está ya en preventa aquí.

A lo largo de los años he tocado muchos temas distintos, pero nunca los había integrado de una manera coherente y con aplicaciones concretas, y es lo que pretendo con este libro: un resumen de lecciones ancestrales para prosperar en el mundo moderno.

- Hoy en día si quieres cuidar de tu salud debes formarte, no vale dejarla en manos de nadie. Para los que quieran aprender sobre nutrición y entrenamiento, ¿Por dónde crees que deberían empezar a estudiar?

Uf, difícil pregunta. Habría que distinguir si el objetivo es más bien personal o profesional. En caso por ejemplo de querer tener una consulta de nutrición o ser entrenador en algún centro habría que tener un título oficial. Y sin duda se aprende mucho en la universidad, pero se siguen enseñando muchos mitos y verdades a medias, que es necesario “desaprender” cuando sales después al mundo real.

Más allá de la universidad es importante seguir formándose, y aunque recomiendo perseguir conocimiento, y no tanto certificaciones o títulos, hay algunas formaciones no oficiales de gran calidad y en las que merece la pena invertir.

Por ejemplo yo soy docente en ICNS (Instituto de Ciencias de Nutrición y Deporte), y hacemos mucho énfasis en la independencia del conocimiento (sin vínculos a empresas u organismos oficiales) y la actualización científica del temario.

Hay incluso plataformas abiertas de formación, como edX, con buenos cursos sobre ciencia básica (muchos gratis), para aquellos que quieran aprender a su ritmo y a título más personal.

Recomiendo además invertir algo de tiempo en seleccionar 15 - 20 divulgadores objetivos en tu campo de interés, que respalden con datos sus opiniones y que estén abiertos al debate y a cambiar de opinión ante nueva evidencia.

Por ejemplo, si ves un divulgador en twitter incapaz de debatir, que bloquea a cualquiera que (sin ofender) cuestione alguna afirmación, o que cree que está en posesión de la verdad absoluta, mejor descártalo. Intenta seguir también a personas con visiones distintas, para tener acceso a múltiples puntos de vista.

Además, cualquiera interesado en aprender sobre un campo debería leer al menos un libro al mes (idealmente dos) sobre temas relacionados.

Por último, es importante aprender a interpretar estudios científicos. Por desgracia, la información pasa muchos filtros antes de llegar a los medios que la mayoría utiliza para informarse. Es fundamental saber ir a la fuente y analizar realmente lo que dicen los estudios y la evidencia científica.

- Recomiéndanos 3 libros en español que hayan tenido mucha influencia en tu vida:

Me encantan los libros que cambian tu forma de ver el mundo o de actuar. Aunque hay cientos de libros que me han aportado algo en este sentido, destaco tres que tuvieron un especial impacto en su momento: El hombre en busca de sentido, de Viktor Frankl, Cartas a Lucilio, de Séneca y El cisne negro, de Nassim Taleb.

4 comentarios en “Entrevista con Marcos Vázquez (Fitnessrevolucionario)

  1. Excelente entrevista! Dos grandes!

    Sabía que iba a llegar en algún momento 🙂

    Me interesó mucho el tema del estudio. Si bien soy de leer mucho, últimamente me he enfocado en otros tipos de lecturas. Creo que mis próximos libros serán sobre antropología, evolución, y nutrición.

    Un gran abrazo!

    Alfonso.

Deja un comentario