Alcohol: Ni poco, ni mucho, ni con moderación

"El alcohol provoca el deseo pero frustra la ejecución" - William Shakespeare

Ayer, 15 de noviembre, fue el día mundial sin alcohol.

Hoy, he decidido dedicarle una entrada.

Te pido por favor que leas el artículo hasta el final, y si te ha servido de ayuda y he conseguido convencerte de que el alcohol no es saludable (provenga de donde provenga), compártelo, por favor.

Antes de nada, aclarar también que en ningún caso pretendo juzgar a nadie, ni tampoco critico que la gente consuma alcohol, este artículo tiene un simple objetivo: informar, informar desde un punto de vista científico y siendo riguroso.

Alcohol: aceptación e integración social

La semana pasada publiqué en mi página de Facebook que el alcohol mata, literalmente.

También lo subí en mi cuenta de Instagram.

alcohol fitness

Estas fueron algunas de las respuestas:

alcohol aceptación social

He recibido muchos comentarios, tanto de gente que está de acuerdo con mi postura, como de gente que cree que el alcohol es saludable (con "moderación", aunque habría que definir que es realmente un consumo moderado), gente que cree que el alcohol es perjudicial (pero no tanto como para que nos pueda matar) y gente que piensa que "de algo hay que morir".

La realidad es que el alcohol es una droga, pero no es percibido realmente como tal por la población, de hecho, si preguntamos a nuestros círculos cercanos sobre diferentes drogas el alcohol no se suele mencionar (fuente), se suele pensar más bien en otras drogas como el cannabis, la cocaína o la heroína.

Algo que resulta preocupante, teniendo en cuenta que el alcohol es la sustancia psicoactiva de mayor consumo en España:

Más del 83,7% de la población de 12 años en adelante lo ha consumido en alguna ocasión y el 63,2% lo hizo en el último mes.

Este porcentaje se eleva hasta un 90% en la población de entre 15 y 29 años (fuente)

La presencia y la integración social del alcohol es tan amplia que actualmente la sociedad se ha convertido, desde hace unos años, en un escenario donde la diversión y la felicidad no es entendida si no está presente el consumo de alcohol.

Por este mismo motivo, muchas personas que consumen alcohol de forma diaria y en gran cantidad siguen manteniendo un alto nivel de integración a diferencia de los consumidores de otras drogas como puede ser la cocaína y la heroína.

En general, la figura del alcohólico no produce rechazo, aunque, determinados comportamientos sí producen alarma social (conducción peligrosa y temeraria, broncas y peleas, daño al mobiliario urbano, etc...).

Son por tanto las consecuencias del consumo de alcohol lo que genera rechazo y no el consumo en sí.

La percepción que tiene gran parte de la población sobre el alcohol es errónea.

La aceptación y la socialización para el consumo de alcohol empieza normalmente en la familia (alcohol en celebraciones, cumpleaños, navidades...) y continua fuera con los amigos (salidas los fines de semana, botellones...) al fin y al cabo aprendemos mediante observación e imitación.

Es necesario cambiar la percepción que la población tiene sobre el alcohol o tendremos un grave problema.

Alcohol: efectos perjudiciales sobre la salud

alcohol efectos sobre la salud

El consumo de alcohol es un factor de riesgo para el desarrollo de diferentes enfermedades y problemas de salud.

De hecho, hay relación directa entre el consumo de alcohol y más de 30 afecciones, además de contribuir al desarrollo de muchas más.

Algunos ejemplos de las enfermedades más conocidas que son parcial o totalmente causadas por el consumo de alcohol:

Cáncer: El consumo de alcohol aumenta significativamente el riesgo de padecer diferentes tipos de cáncer (estudio).

En este estudio se menciona que hay evidencia sólida de que el alcohol causa cáncer en 7 zonas diferentes del cuerpo, y probablemente en más.

Enfermedad cardiovascular: Probablemente hayas leído o escuchado que el consumo moderado de alcohol mejora tu salud cardiovascular, la realidad es totalmente diferente, el consumo de alcohol aumenta el riesgo de padecer diferentes enfermedades cardiovasculares (fuentefuente).

En algunos estudios se ha observado que un consumo moderado de alcohol podría tener un efecto protector, sin embargo, sabemos que gran parte de ese efecto protector se debe a factores de confusión.

Normalmente las personas que consumen alcohol de forma moderada suelen tener un mejor estado de salud y un mayor capital social (fuente).

Por ese mismo motivo, reducir al máximo el consumo de alcohol mejora la salud cardiovascular (estudio).

Además, el alcohol también afecta de forma negativa a nuestra microbiota (estudio), reduce nuestros niveles de testosterona (estudio), repercute de forma negativa en nuestro sistema inmune e incrementa el riesgo de infecciones (estudio) y está relacionado con un aumento del peso corporal (estudio) entre otros efectos perjudiciales sobre nuestra salud.

Pero... He leído estudios que muestran beneficios del consumo de alcohol

Como he mencionado anteriormente, probablemente hayas leído alguna vez que el consumo moderado de alcohol o que un vaso de vino al día es beneficioso para la salud.

Como siempre, el marketing en este aspecto juega un papel fundamental.

De todas formas, sí que es cierto que en algunos estudios se ha observado que consumir alcohol de forma moderada parece tener un efecto protector, pero hay que mirar más allá.

En este estudio se revisaron 87 estudios, los investigadores descubrieron que muchos estudios estaban mal diseñados y que sugerían beneficios del consumo de alcohol cuando realmente no había.

Según Tim Stockwell, la cuestión clave es cómo definen los estudios a los abstemios, en muchos estudios se ha comparado gente que bebe alcohol de forma moderada con gente no bebe alcohol.

El problema, es que en dichos estudios la gente que no bebe alcohol puede tener un peor estado de salud general o alguna patología por la que hayan dejado de beber alcohol.

Cuando los investigadores eliminaron dicho factor de confusión, el resultado era claro: cuánto menos bebes, mejor.

alcohol consumo moderado

¿El vino tampoco es saludable?

vino fitness

El vino es la bebida por excelencia para aumentar la esperanza de vida, se ha repetido una y otra vez.

La realidad es que por mucho que los medios intenten hacerte creer que el vino es saludable y que mejora tu salud cardiovascular no deja de ser una bebida alcohólica.

El vino no es saludable, es así de simple. 

¿La mejor opción?

Ningún vaso de vino al día. Nunca.

Pero...¿Y el resveratrol?

resveratrol

El resveratrol ha ganado muchísima popularidad en los últimos años, es un antioxidante presente en el vino (y otros alimentos) al que se le atribuyen diferentes beneficios, entre el que se destaca un supuesto aumento en nuestra esperanza de vida, dando lugar a que muchos charlatanes lo vendan como el elixir de la juventud.

El resveratrol no es mágico, ni muchísimo menos, y los posibles efectos beneficiosos del resveratrol se ven anulados por el alcohol presente en el mismo vino, es decir, no vale la pena, de todas formas hablaremos más extensamente de el en otro artículo.