Cinturón lumbar: Cómo y cuándo utilizarlo, tipos...

El cinturón lumbar es uno de los accesorios más utilizados en el gimnasio.

El problema es que aunque es un accesorio que en ciertas situaciones concretas sí tiene su utilidad, la mayoría de las veces se utiliza mal.

Constantemente puedo ver gente haciendo 3 series de curl de bíceps con el cinturón puesto, no tiene sentido, y lo único que va a conseguir es que te lesiones a largo plazo.

cinturon lumbar curl de bíceps

Es decir, en general se utiliza mal, por ese mismo motivo el uso del cinturón lumbar está relacionado con un mayor riesgo de lesión (estudio).

Este estudio concluye que se utiliza de forma errónea, y en situaciones en las que no es realmente necesario como por ejemplo durante la realización de ejercicios con cargas bajas o que no suponen un gran impacto en la musculatura del tronco.

Además, el problema de usarlo durante un largo período de tiempo es que tu core se resiente (entrena tu core: aumenta el rendimiento y evita lesiones).

En este estudio se quiso comprobar hasta qué punto podía ser útil a la hora de prevenir lesiones el cinturón lumbar.

El grupo que entrenó con cinturón sufrió más lesiones en comparación con los otros grupos.

También hay que tener en cuenta más "problemas" añadidos de su uso:

  • El cinturón proporciona una falsa sensación de seguridad, lo que puede hacer que nos lesionemos al levantar más peso del que realmente deberíamos.
  • ​Reduce el trabajo de nuestra musculatura estabilizadora.
  • Cuando llevamos un tiempo utilizándolo nos acostumbramos, por lo que al dejar de utilizarlo es posible que nos lesionemos.

¿Cuándo es recomendable utilizar el cinturón lumbar?

Es cierto que el uso del cinturón aumenta la presión intraabdominal, lo que puede reducir el riesgo de lesión en ejercicios básicos como el peso muerto y la sentadilla. No todo es malo.

Pero realmente no es necesario utilizar el cinturón lumbar, y mucho menos de la forma que he mencionado anteriormente.

Lo ideal es trabajar bien nuestro core, servirá como un cinturón lumbar natural pero sin efectos negativos, evitará que nos lesionemos y también aumentará nuestro rendimiento.

En todo caso, el uso del cinturón lumbar de forma correcta sí puede tener beneficios.

Estas serían las situaciones en las que realmente se debería de utilizar:

  • Cuando vayamos a utilizar cargas muy altas en ejercicios básicos como la sentadilla o el peso muerto
  • Cuando vayamos a intentar un récord personal
  • Cuando suframos algún tipo de lesión que realmente justifique su uso o cuando la zona lumbar esté más fatigada de lo normal, como apoyo.

    Aunque en esta última situación, hay que saber valorarla correctamente.

Además, hay que tener en cuenta que es necesario colocarse bien el cinturón, la finalidad es aumentar la presión intraabdominal y mejorar la estabilidad durante el movimiento.

Si puedes pasearte por el gimnasio con el cinturón y charlar con la gente, probablemente no lo estés utilizando bien.

Este vídeo explica bastante bien cómo colocar el cinturón lumbar.

Al contrario de lo que la gente suele pensar, el cinturón lumbar en si no nos protege, es una consecuencia.

Al colocarlo correctamente, coger aire y llevarlo el estómago la presión intraabdominal aumenta, si no te lo colocas bien y no realizas esto de forma correcta, no sirve para nada.

cinturón lumbar proteger espalda

Diferentes tipos de cinturón lumbar y cuál es mejor:

Además de colocarlo bien y dirigir el aire hacia el estómago, también hay que tener en cuenta los tipos de cinturón.

1. Cinturón lumbar de powerlifting:

Es el más robusto, y está diseñado específicamente para ayudar a mejorar el rendimiento.

Un detalle importante es que este tipo de cinturón tiene la misma anchura tanto por delante como por detrás, esto contribuye a aumentar la presión intraadominal y mantener la estabilidad durante el levantamiento.

cinturón lumbar powerlifting

2. Cinturón de velcro:

El cinturón de velcro está formado por un material menos resistente.

No ofrece tanta resistencia, es un tipo de cinturón que cede ligeramente ya que es elástico por lo que no va a aumentar mucho el rendimiento.

Además, generan menos presión intraabdominal, por lo que tampoco cumplen muy bien la labor de reducir el riesgo de lesión.

cinturón lumbar velcro

3. Cinturón tradicional (culturismo):

Este tipo de cinturón es el que no deberías de utilizar jamás.

El material es más resistente que el que tiene el cinturón de velcro, por lo que genera más presión que este.

El problema es que este tipo de cinturón es más grueso por la parte posterior por lo que en comparación a un cinturón de powerlifting no es lo más adecuado.

cinturón culturismo

En conclusión:

En definitiva, el cinturón lumbar no se debe de utilizar con frecuencia.

Su uso debe de ser esporádico y justificado, como en las situaciones que he mencionado anteriormente.

Además, hay que tener en cuenta que para que sea útil y realmente aumente nuestro rendimiento y reduzca el riesgo de lesión, debe de colocarse de forma adecuada.

Otro detalle importante a mencionar es que mucha gente que usa el cinturón lumbar también presenta un core especialmente débil, por lo que es más recomendable trabajar el core con más frecuencia y de forma eficiente.