Entrevista con Iris Espinosa (lunadevainilla7_)

Iris es conocida en Instagram por mostrar sus entrenamientos y competir en diferentes campeonatos de powerlifting a nivel nacional.

Es una persona que sin duda vale la pena seguir, a día de hoy es muy difícil encontrar chicas que compartan entrenamientos pesados e intensos, y que ayuden poco a poco a acabar con las típicas rutinas de ejercicios ridículos y que no sirven para mejorar tu físico.

iris espinosa lunadevainilla instagram

Buenas Iris, antes de nada, agradecer que dediques parte de tu tiempo a responder mis
preguntas. Para quien no te conozca, ¿Quién eres y a que te dedicas?

Buenas, Sergio.

Muchas gracias por escogerme para la entrevista, me hace mucha ilusión.

Me llamo Iris, tengo 26 años, soy de Valencia y actualmente vivo en Alicante por trabajo.

Soy residente de primer año de Alergología en el HGUA.

Por otro lado, se me conoce en Instagram por ser powerlifter y competidora a nivel nacional desde hace ya un par de años. 

- ¿Puedes contarnos un poco más sobre tu alimentación?, ¿Cuentas calorías, sigues algún tipo de estrategia concreta o simplemente intentas comer de forma saludable?

Mi alimentación es sencilla.

Podría decirse que soy "realfooder", un término que hasta no hace mucho no conocía, pero es lo que llevo siendo toda mi vida.

Trato de comer bien, equilibrado y nutritivo.

Desde que comencé con a realizar más deporte llevo cuidado a la hora de incorporar proteínas (procedentes de fuentes como la carne, pescado, huevos, legumbres, frutos secos...) pero mi alimentación no ha cambiado mucho en estos años.

Sí que me intento formar al respecto porque es un tema que me interesa y conforme adquiero conocimientos voy modificando mis hábitos, lo que estoy haciendo en los últimos meses es intentar retirar los alimentos procesados.

Nunca he contado calorías, la verdad, sí que me he bajado un par de veces alguna aplicación para contar macros y kcals pero más por interés en saber mis macros que por las calorías.

Al par de días la acababa borrando, me parecía muy tedioso tener que ir introduciendo cada cosa que comía, sobre todo tener que pesarla, aunque no descarto hacerlo más adelante durante algún período de tiempo limitado, simplemente por curiosidad, pero no es algo que vea sostenible a largo plazo. 

Te sigo desde hace mucho y tengo entendido que tuviste un pasado oscuro con la comida,
muchas chicas te admiran por todo lo que has logrado pero no saben lo que hay detrás. ¿Cómo fueron tus inicios?, ¿Qué problemas tuviste en relación a la comida hace años?

Creo que este tema es muy complejo, muchísimo, y aunque cada vez me siento más libre y mejor verbalizándolo, aún hay cosas que me pesan.

Si tuviera que resumirlo y dar un consejo a alguien que esté atravesando un trastorno alimenticio, les diría que se paren a analizar bien la causa.

Muchas veces, como fue mi caso, no es directamente un rechazo a tu físico lo que incentiva el trastorno, sino otros problemas subyacentes que se esconden en forma de alteraciones conductuales con respecto a la comida.

En mi caso lo que lo motivó fue un problema personal, que se reflejó en mis hábitos alimenticios y sobre todo en mi relación con mi cuerpo, me costó años relacionar ambos hechos, hace falta una objetividad de la cual careces cuando estás en medio de la tormenta.

Fui plenamente consciente de lo que me había pasado cuando, ya habiendo recuperado mi peso y "superado" el trastorno (lo entrecomillo porque un normopeso no quiere decir que ya no tengas un TCA, se puede tener independientemente de la cifra que marque tu báscula, y me parece crucial que esto se remarque), estudiando Psiquiatría vi que cumplía todos los criterios diagnósticos de una anorexia nerviosa, salvo el de tirar comida.

Y es curioso que tuviera que pasar tanto tiempo para que me diera de bruces con la realidad, pero, como dice el refrán, no hay más ciego que aquel que no quiere ver.

Hablando de mi caso en particular, yo empecé a reducir la ingesta calórica, a prescindir sobre todo de grasas y de hidratos de carbono.

Me producía pánico pensar que tenía que comer cosas que yo consideraba que podían hacerme aumentar de peso, y subirme a la báscula y ver que marcaba más que la semana previa.

Esto no es algo que se desencadene de la noche a la mañana, fui bajando de peso progresivamente, creo que desde los 51- 52 hasta que llegué a pesar poco menos de 40.

iris espinosa lunadevainilla instagram 2


Lo extraño de todo esto es que a pesar de que mi peso corporal se reducía cada vez más, yo no me sentía mejor ni con mi cuerpo ni con mi aspecto, pero a pesar de eso sentía que era un fracaso si la báscula marcaba un peso superior, como si lo estuviera haciendo mal.

Como si perdiese el control de mi cuerpo y, por ende, de mi vida.

En aquel momento era lo que yo necesitaba, sentir que controlaba algo, por eso digo que no hay que obcecarse con el trastorno, muchas veces lo que se esconde en esa pulsión de control es más complejo que querer bajar de peso sin más. 

¿Qué papel ha jugado el Powerlifting a la hora de ayudarte a mejorar tu relación con la comida y recuperar la confianza que habías perdido?, ¿Se podría decir que en tu caso concreto te ayudo a superarlo?

Me han preguntado varias veces por mi curación, y francamente, me cuesta explicarlo.

Tras año y medio de amenorrea, tallas 34 de las cuales me sobraban varios centímetros y una relación pésima conmigo misma, decidí esforzarme por subir de peso.

Fue duro y fue tortuoso, por una parte sentir que estaba perdiendo ese control que había intentado mantener durante 3 años, y por otro, saber que estaba haciendo algo que era beneficioso para mi salud, era un dilema continuo.

Afortunadamente, a los pocos meses, llegó el verano y comencé a ir con mis amigas a la playa y luego nos íbamos andando al pueblo de al lado a hacer aquagym.

Volví a sentirme feliz de hacer deporte (hice deporte desde los 8 años hasta los 15, más o menos, que empecé a centrarme en mis estudios), me volví mucho más muy activa y claro, eso desperto mi apetito, con lo cual conseguí recuperar algo de peso.

En aquel momento se hizo muy conocida la red Tumblr, donde seguía a chicas que hacían deporte y me gustaban esos cuerpos fibrados, torneados y sobre todo y lo más importante, sanos.

Comencé a comer mejor, a informarme, a meter proteína con frecuencia, y seguir ganando peso poco a poco, al pasar el verano volví a apuntarme a mi antiguo gimnasio y a hacer pesas, movimientos básicos y máquinas, sin olvidarme de los 3 movimientos de Powerlifting. 

Fue un amor a primera vista 🙂 me motivaba mover cada vez más kilos e ir consiguiendo pequeñas victorias, era un gran refuerzo para mi autoestima ya que por fin no dependía de un número en una báscula, hasta que alcancé unas marcas decentes y sin pretenderlo, se me presentó la oportunidad de competir. 
iris espinosa campeonato de españa

Hablemos de entrenamiento. ¿Qué tipo de planificación sigues actualmente?, ¿Qué es lo que mejor te ha funcionado personalmente para mejorar tanto tu físico como para ganar fuerza?

Ahora mismo sigo entrenando fuerza pero tras la competición de noviembre me tocó bajar un poco el nivel y fundamentalmente, descansar.

Compaginar un trabajo donde hay días que estás 24 horas despierto y entrenar fuerza a nivel de competición no es fácil y los últimos dos meses antes de la competición se me hicieron un poco cuesta arriba.

Posteriormente cogí una gripe que me tuvo enferma casi 3 semanas y más tarde una amigdalitis purulenta que me dejó para el arrastre, así que ahora estoy cogiendo forma de nuevo.

Por ahora sigo con mis básicos en rango de fuerza, tratando de mejorar la técnica en los 3, con pesos manejables, y en breves empezaré a meterle kilos a la barra.

Tanto si estoy en época de competición como no, los básicos los entreno en rango de fuerza, aunque fuera de la época de competición sí que me permito meter más accesorios, en un rango variable de repeticiones, y probar ejercicios nuevos.

Diría que es una planificación más laxa, más divertida y también me he enfocado en mejorar la movilidad, y estoy viendo avances. 

Si tuviera que recomendar una forma de entrenamiento, recomendaría lo que yo misma hago fuera de la temporada de competición.

Es un entrenamiento con su programación de fuerza en básicos y en otros ejercicios afines (fondos, militar, dominadas, etc...) combinado con otros más específicos, algunos dedicados a mejorar puntos débiles y otros que me gustan, sin más.

Lo fundamental para mí es que se cree el hábito, el físico ya vendrá después.

¿Desde qué empezaste a entrenar enfocándote en el Powerlifting con el objetivo de competir cuales consideras que han sido tus mayores errores a la hora de planificar el entrenamiento?, ¿Y de cara a la propia competición?

Probablemente mi mayor error haya sido la elevada exigencia que me he aplicado (y que como habréis deducido a raíz de lo que he contado arriba, suelo aplicar a múltples aspectos de mi vida).

Eso hizo que, por ejemplo, dos de mis competiciones no fueran tan bien como deberían, escucharme más y saber bajar el nivel cuando tu cuerpo te está pidiendo a gritos un respiro, es algo que he ido aprendiendo, y sin duda ha sido uno de los principales errores.

Mi mejor competición hasta la fecha ha sido Salamanca, es en la que más he disfrutado y la que mejor me salió.

Las sensaciones de cara a la competición de Talavera fueron muy buenas, pero mi nivel de estrés era muy elevado, lo pasé mal las últimas semanas y creo que eso se notó.

Llegué un poco "pasada" de rosca a la competición.

¿Qué suplementos has utilizado y cuales consideras realmente efectivos?

Uso muy pocos suplementos, y si los uso es porque los considero efectivos.

Uso proteína en polvo, y no la tomo siempre, después de entrenar, si va a pasar tiempo hasta la siguiente comida.

A veces la tomo como batido sin más o con la leche del desayuno, realmente, necesaria no me parece, simplemente es una forma fácil y sencilla de ingerir proteína.

Tomo también creatina, normalmente cuando empiezo a meter kilos en los entrenamientos y en los dos meses previos a una competición, y algún preentreno o cafeína en comprimidos, aunque cada vez tiendo más a tomar sólo café antes de entrenar, estos últimos intento usarlos solamente si los entrenamientos son muy exigentes.

¿Qué consejos le darías a una chica que se acaba de iniciar en el mundo del fitness para que pueda mejorar su físico de forma saludable?

Cosas básicas, yo creo que es lo que mejor funciona.

Ejercicios que impliquen varios grupos musculares, trabajar pesado e intenso, centrarse en hacer una técnica correcta en cada uno de los movimientos que haga (y esto por supuesto siempre por delante de los kilos que levante), pedir ayuda a un profesional si no se ve capaz de empezar sola

Ejercicios que impliquen varios grupos musculares, trabajar pesado e intenso, centrarse en realizar una técnica correcta en cada uno de los movimientos que haga (y esto por supuesto siempre por delante de los kilos que levante, como prioridad).

También es buena opción pedir ayuda de un profesional si no se ve capaz de empezar sola (todos hemos sido novatos y hemos necesitado que nos echen una mano) y, lo más esencial, que le guste lo que hace.

Crear adherencia, divertirse y disfrutar con lo que hace.

Veo gente en el gimnasio con cara de que le estén poniendo una pistola en la frente para entrenar, todos tenemos días altibajos, unos días nos apetece más y otros menos, pero si te supone un sobreesfuerzo ir a entrenar, igual es que el fitness no es lo tuyo, y debes cambiar de deporte.

Veo gente en el gimnasio con cara de que le estén poniendo una pistola en la sien para entrenar. Todos tenemos días que apetece más y otros que menos, pero si te supone un sobreesfuerzo ir a entrenar, igual es que el fitness no es lo tuyo y debes cambiar de deporte.

¿Por dónde te gustaría enfocar tu carrera profesional?

Por ahora, me estoy formando a nivel general.

Durante la residencia, el primer año o los dos primeros, tocamos especialidades afines a la nuestra.

Tengo ganas de llegar ya a la que será mi especialidad tras 4 años de formación y empezar a profundizar, de momento mis conocimientos al respecto son muy básicos.

Una vez ya sumergida en ese mundo, podré hablar y decidir con criterio qué rama me interesa más o dónde espero acabar, mientras tanto, espero aprender mucho estos años y disfrutar de la residencia y de la experiencia de vivir en una nueva ciudad.